Sin categoría

#ABPmooc_INTEF APRENDIZAJE ACTIVO VERSUS INSTRUCCIÓN DIRECTA

El aprendizaje por proyectos frente a la instrucción directa

En el debate sobre las formas de educar se oponen la modalidad de instrucción directa y el aprendizaje activo.

bancaria

Sobre la instrucción directa descansan las tradicionales clases que permiten continuar con las cosas tal cual están en el ámbito pedagógico. Clases dirigidas, explicaciones del docente, bostezos de los estudiantes, memoria como el gran recurso de aprendizaje a veces completado con el típico “machete”, repetición de lo explicado y memorizado y luego, tal vez, la aprobación.

 bancaria dos educación tradicional

Mientras que, a través del aprendizaje activo, se fomenta aprehender el conocimiento a modo de un desafío, de un reto, de ese descubrimiento al que el estudiante desea llegar porque hay algo ínsito en él que lo motiva y moviliza desde sus emociones positivas.

docente activo

Entre el abanico de soluciones que ofrece el aprendizaje activo encontramos al aprendizaje por proyectos que podemos representar como un puente que vincula al desafío implícito en la pregunta problema con el producto final que genera el proyecto. Es un producto que no se conoce de antemano en sus aspectos particulares puesto que se trata de un recorrido que construye, prueba, se equivoca, vuelve a intentar, elige diversos insumos, los combina, busca otros que mejoren esa combinación, y se acerca de manera procesual a la meta que constituye la producción final.

abp 2

La evaluación en el ABP dista mucho de aquella que exige la instrucción directa puesto que ya no es la memoria el principal recurso sino la adecuada y rigurosa planificación: la evaluación se aplica al proceso y el producto. La única manera de evaluar ambos componentes del ciclo de trabajo es planificar adecuadamente los criterios de evaluación y los indicadores de logro de cada eslabón del mencionado ciclo. Se puede decir que de una buena planificación surgirá un buen proceso y un mejor producto final y también, lo contrario.

Ante los temores que surgen de las cosas que son nuevas e innovadoras, podemos citar el caso del Programa Andalucía Profundiza, a saber:

  • ¿Es posible trabajar por proyectos en todas las áreas?
  • ¿Cómo se pueden conectar unas materias con otras de forma que la adquisición del conocimiento sea global y no fragmentada?
  • ¿Da tiempo a dar todo el currículo si se trabaja por proyectos?
  • ¿Cómo se mantiene el control y la gestión de la disciplina en el aula?
  • ¿De verdad los alumnos están contentos y motivados?
  • ¿Qué pasa con los resultados académicos?
  • ¿Es replicable en las escuelas e institutos andaluces en nuestro propio contexto social y cultural? [1]

abp 1

Las respuestas a estos interrogantes fueron positivas en la experiencia andaluza.

Fernando Trujillo nos enseña en su página web que “el catálogo” de razones para aplicar el ABP, expuesto por un colectivo de docentes en un anterior curso de INTEF “Aprendizaje basado en Proyectos” (ABP), es el siguiente:

  • “ofrecer una enseñanza que contribuya al desarrollo de habilidades y competencias que no quedan satisfechas con una enseñanza más tradicional;
  • dar respuesta a necesidades específicas de apoyo educativo;
  • motivar al alumnado y mejorar su autoestima;
  • promover un aprendizaje crítico y activo y aprender a pensar;
  • aumentar la implicación y la autonomía”[2];

Motivación y autonomía aparecen como rasgos distintivos entre las claves del Aprendizaje por Proyectos, mientras que son muy difíciles de lograr a través de la instrucción directa; además, la difusión del producto final y su posible inclusión a modo de retroalimentación en la bitácora de materiales didácticos del centro educativo son aspectos destacables del ABP.

ABPmooc

Decididos a emprender nuevos desafíos, nosotros los docentes aceptamos el reto, empezamos a andar y, desde luego, no conocemos el producto final de este recorrido pero tenemos una gran confianza en los estudiantes, en sus motivaciones y en nuestro esfuerzo transformador para aportar abrir nuevas puertas hacia una enseñanza que podamos disfrutar y que deje huellas memorables en sus destinatarios.

[1] RAMOS, Alicia García ”Aprendizaje Basado en Proyectos: ¿funciona? Evidencias del Programa Andalucía Profundiza”. Disponible en http://evaluaccion.es/2014/12/22/aprendizaje-basado-en-proyectos-funciona-evidencias-del-programa-andalucia-profundiza/ consultado el 30 de mayo de 2015.

[2] TRUJILLO, Fernando. “#ABPINTEF: Qué aporta el aprendizaje basado en proyectos y cuáles son las principales dificultades “. Disponible en http://fernandotrujillo.es/abpintef-que-aporta-principales-dificultades/, consultado el 30 de mayo de 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s